Don Bartolo encontró en la elaboración de cocadas un sustento sin peligro

Comparte con tus amigos...
  • Anteriormente se dedicaba a la pesca, pero era cada vez más riesgoso, cuenta

Por: Mónica Tejeda Hernández

Tecolutla, Ver.,- Aunque por muchos años encontró en la pesca una forma de obtener recursos para su sustento diario, don Bartolo Castillo Cruz prefirió cambiar este oficio por uno más dulce que le permite “estar en tierra” como él cuenta, pues el anterior representaba muchos peligros que al paso de los años le fueron más difíciles de sortear.

Hace 10 años, aprendió a elaborar la cocada, dulce típico de Tecolutla que según refiere, es muy buscado por los turistas, “mi sobrina me enseñó y desde entonces yo la hago, me llevo como 4 horas y es laborioso, pero es bonito, se pueden hacer de varios sabores y yo solo utilizo ingredientes naturales”.

Mientras rallaba 30 cocos, don Bartolo explicó que esa ralladura se tiene que poner a cocer por varias horas con azúcar, posteriormente lo combinaría con el ingrediente que le dará sabor “hoy haré de piña, me voy a desvelar porque se le tiene que estar moviendo, pero para mañana ya van a estar”, relató.

Salir a alta mar, comenta Don Bartolo, es caro también porque se debe llevar agua, lunch y cooperar para el combustible que cada día está más caro, además, cada vez tenían que alejarse más para poder encontrar buenos especímenes “pero nosotros como pescadores casi no ganamos, porque los que ganan son los intermediarios, luego lo traen de otros lugares más barato y ya no nos compran a nosotros, tiene ya como un año que no salgo a pescar”.

Don Bartolo tiene su pequeño puesto en la calle Independencia casi esquina con Murillo Vidal, ahí se dedica a hacer sus cocadas y muestra las que ya tiene echas en vitroleros, parecieran todas iguales ya que como no usa ningún químico, no cuentan con color, sin embargo, ofrece una deliciosa variedad que encanta a quienes la prueban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.